Cómo hacer una portada

Veamos algunos consejos útiles para diseñar una portada de un libro o trabajo académico.

Elige bien tu software de diseño

Cuando te adentras en el mundo del diseño editorial, puede ser difícil saber qué software debes utilizar para crear la cubierta de tu libro o trabajo.

Puedes utilizar casi cualquier software de diseño para crear tu portada. Sin embargo, algunos programas están más especializados en la creación de portadas de calidad profesional.

Adobe Photoshop no es adecuado para crear diseños interiores, pero es excelente para crear portadas que se crean como una sola página (con la contraportada, el lomo y la portada como una sola imagen).

Los diseñadores profesionales de portadas suelen elegir el software de publicación por defecto, ya que permite un mayor control sobre las especificaciones de impresión y la tipografía. Adobe InDesign es la opción más popular. QuarkXPress es una buena alternativa, aunque simplificada.

Empieza de forma segura con una plantilla de portada

Si no sabes cómo crear la cubierta de un libro en InDesign, puedes empezar a diseñar la cubierta de un libro utilizando la plantilla descargable de InDesign, que es útil y tranquilizadora. Puedes descargar plantillas de libros de InDesign ya hechas en sitios como GraphicRiver y añadir tu propio contenido.

Al personalizar una plantilla existente, puedes aprender más sobre el diseño de portadas siguiendo el trabajo que el diseñador ha realizado en la plantilla. Mira cómo se configuró el documento en InDesign, y obtén consejos sobre cómo diseñar tus propias portadas en el futuro.

El menú Archivo > Configuración del documento muestra las especificaciones de tamaño de página y sangrado, y el menú Maquetación > Márgenes y columnas muestra detalles adicionales sobre la estructura de la portada. ¿Tiene el diseñador una columna vertebral flexible incorporada? Prestar atención a estos importantes detalles te ayudará a entender mejor cómo trabajan los diseñadores de cubiertas profesionales, y te dará pistas para tus propias cubiertas de libros.

Las aplicaciones de diseño de portadas, como Placeit, también ofrecen una solución útil para los nuevos diseñadores de portadas que buscan ganar confianza. En estas aplicaciones, puedes seleccionar un diseño de portada existente y personalizarlo rápidamente, cambiar su tamaño para diferentes formatos de impresión o adaptarlo como portada de un libro electrónico.

Descubre la inspiración creativa

El diseño de portadas es una de las áreas más creativas del diseño impreso. ¿Por qué? En comparación con los materiales impresos más comerciales, como los folletos y las tarjetas de visita, las cubiertas de los libros están estrechamente relacionadas con el arte: la conexión entre el libro y el lector potencial tiene una gran carga emocional.

Aunque se nos dice que no debemos juzgar un libro por su portada, al hojear la biblioteca no podemos evitar hacerlo. Si creas la portada más creativa y llamativa posible, puedes esperar ganarte el corazón y la mente de los lectores y convertir la navegación en venta.

Los diseñadores profesionales de portadas conocen las ventajas de tratar tu portada como un lienzo artístico. Así que busca recursos inspiradores como el fantástico Archivo de Portadas de Libros y Pinterest para aprovechar tu poder creativo.

Haz lo básico correctamente

Cuando empieces a diseñar la cubierta de un libro o trabajo, dedica algún tiempo a preparar cuidadosamente el material gráfico antes de empezar a diseñar.

Considera cuidadosamente el tamaño de la página, el sangrado y las guías antes de construir la portada en InDesign o cualquier otro software.
Ten en cuenta el formato y el tamaño de la portada. ¿Estás imprimiendo un libro de tapa dura o de bolsillo, o creando un libro electrónico digital? ¿Tienes en mente una talla estándar, como la de bolsillo, demy o royal? Comprueba los tamaños de libro recomendados y no tengas la tentación de desviarte de la norma. Si se trata de un trabajo para la escuela o universidad, ajústate a las normas de tamaños que se hayan establecido.

Consejo: Si quieres cambiar el tamaño de la portada sin empezar de nuevo en un documento nuevo, puedes escalar la portada utilizando la herramienta Transformación libre (E) en InDesign. En Microsoft Word también existe esa opción.

También tienes que añadir un sangrado a la portada para que los elementos de fondo y los colores se extiendan más allá del borde de la página (el sangrado) y el resultado de la impresión sea más suave. En InDesign, ve a Archivo > Configuración del documento y añade un ancho de sangrado a tu patrón.

Ten en cuenta también la anchura prevista del lomo de la portada en el caso de un libro o encuadernación de libro, que afecta a la anchura total de la misma (incluyendo la contraportada, el lomo y la portada de izquierda a derecha). Puedes calcular la anchura del lomo una vez que conozcas el número final de páginas del libro y el papel en el que se imprimirán las páginas interiores (que afectará al volumen del libro y a la anchura del lomo).

Cuando diseñes tu portada, céntrate en el equilibrio, el impacto y la legibilidad

Al diseñar tu portada, es bueno ser creativo y experimentar con diferentes diseños, estilos y temas. Cuanto más llamativa e imaginativa sea la portada de tu libro, mejor.

Sin embargo, normalmente verás que las cubiertas siguen algunas reglas de diseño. Al fin y al cabo, siempre tienes que incluir alguna información importante, como el título del libro y el autor. El editor también puede querer poner una reseña o un breve anuncio en la portada del libro.

Algunos diseñadores de portadas optan por dar protagonismo al título y crean portadas que favorecen el diseño tipográfico. Otra posibilidad es que una sola fotografía o gráfico llamativo sea el elemento dominante y el tipo de letra desempeñe un papel secundario.

Sobre todo, quieres promover el equilibrio en la portada. Como las portadas suelen ser bastante pequeñas, suele quedar mejor cuando uno de los tipos de letra o de los gráficos es más prominente que el otro. Esto también ayuda a mejorar la legibilidad de la cubierta, lo que es muy importante cuando se mira la cubierta desde lejos.

Utiliza la contraportada

Mientras que la portada debe servir para promocionar el libro y provocar una reacción inmediata en el lector, la contraportada debe servir para proporcionar más información atractiva sobre el libro o trabajo.

También debes poner un código de barras en la contraportada de los libros(utiliza un generador de códigos de barras cuando tengas el ISBN a mano) y la información opcional sobre el precio. El editor también puede querer incluir su logotipo y su sitio web, que suelen estar en la parte inferior de la contraportada.

En un trabajo para la universidad o escuela puedes poner el logotipo de la institución.

Exporta la portada para imprimirla

Una vez que hayas completado tu portada, tendrás que exportar el diseño a un archivo PDF listo para la impresión para que puedas imprimirlo.

Para ello, ve a Archivo > Exportar a InDesign y selecciona Adobe PDF (impresión) en el menú Formato. En la sección de Preferencias, selecciona Calidad de impresión para asegurarte de que tus gráficos se exportan en muy alta calidad.

Consejo: La portada debe exportarse como una imagen completa (incluyendo la contraportada, la portada y el lomo).

 

 

Deja un comentario